Titulares que desinforman - Anna Alonso | Comunicació Corporativa
Anna Alonso Comunicació Corporativa ofereix serveis integrals de comunicació per a professionals, empreses i entitats que vulguin donar a conèixer un projecte o iniciativa als mitjans, incrementar la seva presència público i/o visibilitat mediàtica.
Anna Alonso, Comunicació corporativa, Agència de Comunicació, Gabinet de premsa, Estratègies de Comunicació, Pla de Comunicació, Barcelona
21999
post-template-default,single,single-post,postid-21999,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.2.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Titulares que desinforman

Titulares que desinforman

Esta mañana, como cada mañana, me he conectado al iPad mientras desayunaba para ver rápidamente qué pasaba en el mundo. Siempre suelo visitar las páginas web de tres o cuatro diarios para tener una ligera idea de lo más destacado del día.

Como sucede a menudo, y más desde que existe la conocida como “guerra de clicks”, el titular de una noticia me ha llamado la atención y la he querido leer: “Trias también financió un sueldo a Colau mientras era líder de la PAH”, visto en El Mundo. No ha sido necesario que continuara más allá del primer párrafo para darme cuenta de que se trataba, una vez más, de uno de aquellos titulares que desinforman, que no dicen la verdad, que inducen al error y que manipulan. 

He aquí el primer párrafo de la información: “Xavier Trias también financió con fondos públicos salidos del Ayuntamiento de Barcelona el sueldo como activista de Ada Colau durante casi un año. El ex alcalde subvencionó la contratación de Colau entre septiembre de 2013 y agosto de 2014 como coordinadora de un proyecto contra los desahucios promovido por el Observatori de Drets Econòmics Socials i Culturals (DESC), la ONG que empleaba a la actual alcaldesa de Barcelona mientras también era portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH)”. Es decir, Trias no le pagó ningún sueldo a Colau, sino que le encargó un trabajo a la Fundación donde Colau trabajaba, como todo el mundo, con un sueldo determinado.

Cada vez es más complicado (o a mí me lo parece) leer las noticias sin prejuicios, sin miedo a no poder saber la verdad de verdad. Y cuando me topo con este tipo de titulares, tan poco rigurosos, tendenciosos y exagerados, me doy cuenta de lo importante que es que los periodistas logren mantenerse -de alguna manera- neutros y objetivos, a pesar de la fuerza que ejerce sobre ellos y su periodismo la línea editorial del diario.

A mis inicios como redactora en un medio nacional de prensa escrita (entonces sólo tenía 22 años), recuerdo haber defendido con firmeza las “informaciones orientadas”, es decir, las informaciones alineadas con una determinada visión del hecho noticiable, explicadas desde aquella perspectiva, en tanto que en España hay libertad de prensa y el lector puede leer el ABC, el Ara o el País, es decir, elegir aquel diario que más le convenga. Pero ahora, tal vez porque me he hecho mayor o por qué ya no ejerzo como periodista, no comparto esa visión; la opinión es opinión, y la información debe ser información, y los periodistas deben poder explicar las cosas tal y como son, y no siempre desde la perspectiva del medio y de su ideología, como si se tratara de un partido político que difunde sus tesis. Y por encima de este derecho-obligación del periodista, también está el derecho de los lectores a poder estar bien informados, desde el principio hasta el final.

A estas alturas, la noticia de Trias y el sueldo de Colau ha compartido más de 2.100 veces según la web del diario; aquí no se cuentan los retuits ni las personas que han hecho clic, ni las personas que sólo han leído el titular y que se quedarán con este idea tan poco benévola de que “Trias també financiero un sueldo a Colau Mientras era líder de la PAH” .



.